1132007505  |  +54 (011) 4342-2521  |  consultas@perfumumbue.com.ar

El ADN, el chocolate y los perfumes
27 ENE 2017

El ADN, el chocolate y los perfumes

By PerfumumBue IN EL MUNDO DE LAS FRAGANCIAS marta harff, perfume, fragancia, chocolate

Nuestro ADN explica por qué nos gusta el chocolate y un determinado perfume

El médico Jorge Dotto (genetista egresado de Harvard) asegura que la sumatoria de nuestros genes y el entorno en el que crezcamos, puede determinar que seamos quienes somos.

Los genes  influyen en nuestros gustos y pasiones, como el sexo, el vino, el café, la cerveza, el chocolate, la comida, el fútbol, y el placer que genera viajar.

En el cerebro existe el centro del placer que se activa mediante un circuito cerebral llamado "sistema de placer-recompensa" que incluye el deseo y el placer en sí. Es el encargado de dirigir nuestros sentimientos de motivación, la recompensa y el comportamiento. En este circuito participan varios genes; que actúan como receptores en el que actúa el neurotransmisor dopamina para generar su efecto de recompensa dando como resultado la sensación de placer. El cerebro, internaliza y memoriza este efecto positivo lo que hace que tengamos la intención y deseo de volver a experimentarlo en el futuro.

Chocolate: El mismo circuito cerebral de placer-recompensa en el cual tiene un rol central la dopamina interviene en relación con la comida, La anandamida se encuentra en el chocolate, pero existe de forma natural también en el cerebro. Lo que hace el chocolate es elevar los niveles de anandamida ya presente en el cerebro y estimular la sensación de bienestar y de relajación, disminuyendo de los sentimientos negativos en el orden emocional.

Perfume: Aunque no existen el "gen Chanel", nuestro ADN es responsable de la elección de nuestra fragancia preferida. Hay perfumes que nos gustan, otros nos parecen tan fuertes que nos hacen doler la cabeza, mientras no entendemos cómo alguien puede usar aquel otro perfume que para nosotros resulta tan desagradable. Es una tarea difícil encontrar una fragancia que nos guste y con la que a la vez nos sintamos identificados. Porque además de gustarnos, un perfume es una manera de tener un aroma personal. Muchas veces sucede, cuando olemos cierto perfume, que lo asociamos de inmediato con determinada persona. Además, el aroma que nos identifica tiene que gustarle a nuestra pareja, si no, habría un problema de atracción. Para las mujeres, el olfato y los aromas son elementos importantes en la atracción sexual.

Nota completa:

http://www.lanacion.com.ar/1978620-el-adn-puede-explicar-por-que-nos-gusta-el-chocolate-y-un-cierto-perfume

 

 

 

 

Dejar comentario sobre "El ADN, el chocolate y los perfumes"